Volvo Trucks comercializará camiones eléctricos en 2019

Empresas Lanzamientos

“El uso de camiones propulsados eléctricamente y más silenciosos para el transporte de distribución urbana nos permite cumplir varios objetivos al mismo tiempo. Al reducir el nivel de ruido y gases contaminantes, podemos operar en los centros urbanos más sensibles de manera más responsable con el entorno”, afirma Claes Nilsson.

Para mejorar la calidad de vida en los entornos urbanos, es necesario adoptar soluciones de transporte más sostenibles. La introducción de camiones eléctricos destinados para la distribución urbana permitirá nuevas formas de gestionar el sistema logístico en Europa. Permitirá llevar a cabo más tareas de transporte en horario nocturno cuando el tráfico es menor, reducir la carga de tránsito durante horas pico y hacer más eficiente la circulación. Además, operar durante las horas en las que hay menos gente en circulación, reduciría el riesgo de accidentes.

 

 

“Nuestra tecnología y nuestros conocimientos de electromovilidad se basan en soluciones comerciales probadas que ya se utilizan en buses eléctricos de Volvo, así como en soluciones introducidas en camiones híbridos de Volvo desde 2010. Los vehículos en sí son solo una parte de lo que es necesario para conseguir una electrificación a gran escala. El reto de lograr un transporte sostenible a largo plazo es complejo y requiere de una amplia serie de medidas holísticas. En estos momentos estamos trabajando codo con codo con clientes, entidades gubernamentales, proveedores de carga y otros agentes clave para crear el marco necesario para poder utilizar camiones eléctricos”, afirma Jonas Odermalm, director de estrategia de producto para vehículos semipesados en Volvo Trucks.

“Confiamos en la completa electrificación de la distribución urbana como un primer paso. Pero ya estamos trabajando con la electrificación en otras aplicaciones de transporte. Esto no es más que el principio”, concluye Claes Nilsson.

El lanzamiento del camión eléctrico para distribución es una solución que permite mejorar la operación y calidad de vida en entornos urbanos, mientras que el gas natural licuado es la alternativa más ecológica disponible en el mercado para el transporte regional y de larga distancia. Recientemente presentados a nivel mundial Volvo FH LNG y Volvo FM LNG son capaces de reducir las emisiones de CO2 entre un 20 y un 100% (ver nota). El compromiso de Volvo es generar cero emisiones y ese objetivo no se logra con una única solución sino con varias soluciones en paralelo.

Información general

Según la Organización Mundial de la Salud y la ONU, el 60% de la población del planeta, unos 5.000 millones de personas, vivirá en las ciudades en 2030. Esto supone un incremento de más de 1.000 millones de personas en comparación con los niveles actuales. Este rápido ritmo de urbanización impondrá inmensas demandas en los sistemas de tráfico, los cuales, en muchos casos, ya son insuficientes para responder a las necesidades actuales. Se calcula que, en la UE, la congestión y los problemas relacionados con el tráfico cuestan unos 100.000 millones de euros al año.