Filtros para aceite Wega

Difusión Empresas

 

Los filtros para aceite WEGA están construidos con materiales filtrantes que soportan las condiciones más extremas de trabajo, utilizando materiales de última generación con elevada resistencia química y térmica.

Los aceites que se utilizan actualmente se van degradando y contaminando con su uso y conllevan una serie de consecuencias sobre el filtro. Esta degradación y la consecuente alteración química provocan un sobreesfuerzo en las fibras del medio filtrante con consecuencias negativas directas sobre la resistencia y duración de un filtro. Por esa razón WEGA desarrolla en forma continua nuevos productos que se adaptan a las necesidades técnicas exigidas por los motores de última generación.

Muchos de los nuevos desarrollos de Filtros WEGA, están fabricados con materiales sintéticos que resisten en forma más eficaz las temperaturas de trabajo del motor y la degradación de los aceites. Teniendo en cuenta especialmente la puesta en marcha del motor en frío que es el momento de mayor desgaste de un motor. Asimismo garantizan la menor perdida de caudal de aceite y las máximas prestaciones del motor.

WEGA ha proyectado nuevos medios filtrantes con fibras sintéticas y prestaciones muy superiores al tradicional papel filtrante con fibras de celulosa. Las características más destacables respecto a la filtración tradicional son:

Tienen una superficie filtrante más homogénea, así pues el grado de adhesión de los geles de hollín es muy 
limitado, evitando la obstrucción del filtro.
Tienen fibras de 3-4 µ, en combinación con fibras de hasta 1 µ con lo que se logra una filtración más eficiente.
Están producidas con materiales que garantizan la resistencia al envejecimiento, en base a la 
compatibilidad térmica, química y mecánica.

En el pasado, el filtro era considerado como un componente un tanto marginal. Más adelante, con la evolución de los motores de combustión se ha convertido en un componente fundamental. De hecho, los nuevos motores, que cumplen con la reglamentación Euro 5, son ya muy exigentes y restrictivos con los niveles de contaminación y ahorro de combustible, y por esta razón el filtro de aceite WEGA puede ser el elemento que marque la diferencia, especialmente en el uso urbano.

Sobre la contaminación, es importante tener en mente que un filtro de aceite de baja calidad puede ser responsable de parte del CO2 emitido por un vehículo al exterior.

Con los Filtros WEGA, se consigue reducir las emisiones de CO2, operando sobre varios parámetros, no sólo sobre la media filtrante, sino también sobre la gestión de la perdida de caudal y la temperatura del aceite en la fase de puesta en marcha.

Obviamente, el aceite lubricante que deberá utilizar el vehículo durante su vida útil de funcionamiento deberá ser de la calidad apropiada, y la recomendada en el manual del usuario, para el óptimo funcionamiento del motor que ha diseñado.

El utilizar un aceite de baja calidad puede provocar que el sistema de filtración de aceite no funcione correctamente, provocando que deje de realizar su función principal, de proteger al motor de posibles impurezas que puedan dañarlo, antes de lo previsto. Es fundamental para garantizar el funcionamiento del motor el utilizar siempre el aceite lubricante recomendado por cada terminal automotriz.

El supuesto ahorro que podemos tener inicialmente realizando el servicio de mantenimiento con aceites y filtros de baja calidad, se pagará con creces en un segundo momento con la reparación de problemas mecánicos mayores en el motor.