Radios digitales para hacer más eficiente la logística

Difusión

 

La importancia de tener un equipo conectado instantáneamente

Los dispositivos móviles se han convertido en un aliado indiscutido de las operaciones logísticas, tal como lo demuestra la gran penetración que estos equipamientos registran en el sector. Sus funcionalidades y eficiencia se encuentran en constante evolución, lo que les permite ofrecer soluciones innovadoras para escalar según las necesidades futuras, en cuanto a la captura de datos y el seguimiento de operaciones, con dispositivos cada vez más amigables y robustos.

La gran diferencia es que un mismo canal físico, permite incorporar dos canales lógicos, por lo tanto el volumen de información pasa a ser el doble. Antes sólo una persona era la que le hablaba a una o varias personas que escuchaban. Hoy en ese mismo canal físico puede haber dos usuarios teniendo dos comunicaciones simultáneas con distintas personas.

Motorola Solutions siempre ha sido un precursor y un innovador en este tipo de tecnología y sobre todo en el mercado de radiocomunicaciones. Nuestra historia es muy rica en hitos: fabricamos un radio para caminar y hablar, el famoso walkie talkie, fuimos los primeros en fabricar un radio policial y los primeros en introducir un radio digital.

En el caso de logística, se puede optimizar con un mejor posicionamiento de los recursos de una planta o almacén. Esto es, elegir el recurso más cercano o disponible para una determinada operación, y también, poder optimizar el uso de un equipamiento más económico sobre uno más caro para una tarea específica.

Por ejemplo, se puede enviar la posición de un artículo a ubicar, con un mensaje de texto a una radio para darle previsibilidad, claridad y certeza a la información. También se puede grabar, almacenar, o por ejemplo, recuadrar un área para que nos indique que si entra o sale un equipamiento o persona, nos envíe una alarma. Así no es necesario destinar un recurso específico a esta tarea de localización. A través de bluetooth se puede conocer el posicionamiento interno de las personas en una planta, sin usar el GPS.
La evolución natural del mercado mundial se dirige hacia la tecnología digital. Esta tecnología se adopta más rápida o más lenta según las condiciones de cada mercado en particular. Incluso en algunos países se ha legislado que dentro de un lapso prudente de tiempo se debe realizar la migración de los radios analógicos a digitales. Argentina aún no es el caso. La tecnología analógica está siendo cada vez más obsoleta en el mundo.

Entre las tareas que la digitalización posibilita está el fácil rastreo y administración de recolecciones y entregas, donde los despachadores permanecen informados del estatus de entrega en todo momento con posibilidades de rastreo.

Por otro lado, mejoran la seguridad de rastreo y productividad a través del control automático de la actividad de manejo, tal como velocidad, frenado brusco, aceleración súbita. Y la delimitación de los perímetros de recorrido y detección de colisiones que ayudan a mantener las operaciones seguras y prevenir accidentes.

A su vez, esta tecnología posibilita al equipo de trabajo estar permanentemente informado para supervisar una flota de camiones con carga costosa o se supervisa la ruta de un bus escolar y los estudiantes que abordan las unidades.

Además ayuda a optimizar las rutas específicas asignadas a los vehículos y las alarmas se disparan en caso de que el vehículo difiera del itinerario planificado, entre otras cosas.

Entonces se puede incorporar valor agregado como geoposicionamiento, grabación de las comunicaciones, almacenamiento de las ubicaciones, marcar áreas de ingreso y egreso mediante alarmas, posicionamiento de transportes de caudales y obviamente seguridad para los que tienen actividades riesgosas para monitorear. Por ejemplo el posicionamiento se puede dar tanto en la casa del cliente o vía un enlace de radio. Se puede tener el posicionamiento de una flota a través de alarmas, sin tener una persona analizando todo esto.

En resumen la tecnología digital, permite:

– Mayor eficiencia y productividad por la adopción de esta tecnología. La duración de la batería es de más 24hs con lo cual no se pierden tiempos inútiles en tener que cargar otra batería de repuesto.
– Mayor valor agregado a la inversión que vayan a realizar
– Mayor seguridad en las operaciones y de las personas, como la funcionalidad hombre caído, trabajador solitario, durabilidad y resistencia frente a equipamientos altamente explosivos o peligrosos.
– La claridad y efectividad de la comunicación, que es mucho más comprensible en ambientes ruidosos

La importancia del uso de radios homologadas

Desde inicios de 2015 se viene observado la importación masiva y sostenida de equipos de Radiocomunicaciones, portátiles y móviles, que no han sido homologados por el ENACOM.

La comercialización de equipos de Radiocomunicaciones, portátiles y móviles, no homologados en Argentina, viola el cumplimiento de la normativa vigente – Resolución SC 729/1980, Articulo 2, Anexo I, Incisos 3.4 y Siendo, este, en principio un acto de deslealtad comercial frente a otras marcas que se ajustan a la legislación vigente.

 

 

Estos productos No Homologados, puede llegar a causar un posible daño a la infraestructura de comunicación de la empresa y al usuario de los equipos. Otros posibles daños son:

a) Interferencias en frecuencias no reglamentadas para su uso, generado inconvenientes en los estándares de comunicación requeridos para las empresas.

b) Tendencia a la sobrecarga de tensión eléctrica, al no haber cumplimentado las pruebas de voltaje y tensión eléctrica, que puede dañar la batería y el aparato en sí. En Argentina se necesita un conector de fabricación local (certificado), para evitar esta situación.

c) Los posibles accidentes producidos por riesgo de contacto eléctrico pueden generar desde lesiones leves como calambres, contracciones musculares, irregularidades cardíacas hasta lesiones graves o muy graves.

d) No son intrínsecamente seguros, esta es una certificación que evita que los radios de dos vías emitan chispas y otras emisiones, que en ambientes de alto riesgo o inflamables puedan provocar explosiones. Un aparato intrínsecamente seguro reduce la energía disponible a un nivel en el que es demasiado baja para provocar ignición. Eso significa prevenir chispas y mantener temperaturas bajas.