Pronostican una desaceleración en los costos del transporte de cargas y la inflación

Asociaciones Tarifas

En el marco de la fuerte caída de la actividad económica como derivación de las medidas de aislamiento por la pandemia del coronavirus, en el mes de abril tanto el ICT FADEEAC como el IPC (inflación minorista) han reflejado incrementos menores al 2 %: 1.7 % en el caso de los costos para transportar mercaderías y 1.5 % para la inflación en general, la más baja -debe destacarse- desde noviembre de 2017.
Más allá de que ambos índices refieren a canastas de bienes diversos y orientados a precios (IPC) o costos (ICT FADEEAC), unos y otros indicadores están reflejando una tendencia general de desaceleración de los costos y precios en el transcurso del año, respecto a los considerablemente muy elevados de 2018 y 2019 (ICT FADEEAC récord en 2018 (+61.5 %), registro más alto desde 2002; inflación minorista récord en 2019 (53.8 %), registro más alto desde 1991).

Con un aumento acumulado de 7.65 % en el primer cuatrimestre de 2020 lideraron los incrementos de costos de Transporte Patentes (57.9 %), Personal (25.9 %), Reparaciones (13.0 %) y Gastos Generales (12.9 %).
Por el lado de los dos componentes principales del costo del Transporte de
Cargas -reúnen sumados en torno al 66 % del total-, Personal, con una suba
acumulada del 26 %, está influyendo en mucho mayor medida que Combustibles, el cual, pese a la formidable baja de los precios internacionales derivada de la irrupción y diseminación de la pandemia, se ha mantenido prácticamente sin cambios en el transcurso del año (disminuye ligeramente). El Costo Financiero, por su parte, presenta un significativo descenso (-35.5 %), en el marco de las fuertes bajas de las tasas de interés como factor contracíclico al notorio deterioro en la cadena de pagos que están sufriendo las empresas, dada la marcada caída de la actividad.

Por el lado del IPC, con un aumento acumulado de 9.4 % en el primer cuatrimestre de 2020 se destaca, entre los rubros de mayor incidencia en la inflación, Alimentos y bebidas con una suba en torno al 15 %, seguido por Restaurantes y hoteles (11 %), y Prendas de vestir y calzado (9 %).
En el mes de abril entre los bienes que tuvieron consumo “normal”, teniendo en cuenta la fuerte caída de la actividad derivada de la pandemia, se destaca el aumento de 3.2 % en alimentos y bebidas.

En esta coyuntura debe señalarse que ambos indicadores de evolución de
precios y costos, IPC minorista e ICT FADEEAC, respectivamente están operando en un contexto de congelamiento de precios de los servicios públicos y vigencia de precios máximo en el caso de la inflación minorista, como de aplazos de aumentos en el combustible desde el cierre de 2019, que recortaron mayores alzas de costos para el Sector de Transporte.
Nuestras estimaciones proyectan que ambas tendencias se mantendrán en el primer semestre de 2020 (enero-junio), teniendo en cuenta que no hay presiones al alza del Combustible (principal insumo del Sector), por el contrario, y que el Gobierno ha prorrogado hasta el 30 de junio el plan de Precios Máximos en conjunto con la continuidad del congelamiento de los servicios públicos.