Versatilidad y eficiencia: Llega al mercado argentino el bus de 15 metros de Volvo

Actualidad Empresas Lanzamientos

El nuevo chasis Volvo B450 6×2 con tercer eje direccional para ómnibus de 15 metros, llega para completar la oferta de buses de media y larga distancia, destacándose en versatilidad, economía y gran capacidad.

Ante una demanda del sector de contar con mayor cantidad de configuraciones disponibles posibles de adaptarse tanto a las diferentes actividades como a los ciclos del transporte de pasajeros, los buses de 15 metros de largo fueron permitidos por la legislación argentina, en sintonía con otros países de América del Sur como Chile, Brasil, Perú y Uruguay.

Este nuevo modelo de chasis de Volvo viene a completar la gama de buses de media y larga distancia que la marca comercializa en el mercado local. En este segmento Volvo ofrece configuraciones 4×2 de piso simple, principalmente enfocado en transporte de personal, turismo receptivo e incluso actividades vinculadas con la minería, y también configuraciones 6×2 de doble piso, más dedicada a turismo de larga distancia de gran capacidad.

La marca sueca, que está en constante desarrollo de soluciones acordes a cada mercado, presenta en Argentina esta nueva configuración de chasis apostando a la versatilidad. Este nuevo modelo al contar con un metro más de longitud logra la misma capacidad de pasajeros que un doble piso, en buses de piso simple, sumando excelentes cualidades de maniobrabilidad para entornos urbanos.

La oportunidad está en la versatilidad de poder contar con mayor capacidad de traslado con un vehículo eficiente y seguro para ruta, y también apto para entornos urbanos. El chasis Volvo B450 para 15 metros de la compañía sueca cuenta con un diferencial:  el tercer eje direccional. Es una cualidad técnica única en el mercado que le permite mejorar el radio de giro, ganar en maniobrabilidad y obtener menor desgaste de los neumáticos.

Se trata de un mecanismo hidráulico por el que se logra que el eje trasero, que se ubica detrás del segundo eje de apoyo, genere una leve apertura en sentido contrario al que gira el eje direccional delantero, lo que acorta el radio giro. Si bien los micros viajan por las rutas, necesariamente deben entrar a pueblos y ciudades, y a terminales cuyas dársenas pueden no estar preparadas para este tipo chasis, obligando a realizar al chofer maniobras complejas. «Con esta solución se facilitan mucho esas maniobras y el cambio es significativo. No olvidemos que un ómnibus no tiene la posibilidad, como un camión, de quebrar con el plato del tractor o con el enganche del acoplado. El bus es una única unidad. Al acortar el radio de giro, también se acorta el arrastre de las ruedas traseras, retrasando su desgaste prematuro», destaca Alejandro Ariza, Director Comercial en Volvo Buses Argentina.

El chasis para 15 metros de Volvo cuenta con 58 asientos, casi la misma cantidad que los 60 que trae un doble piso estándar, pero con una capacidad de bodega superior, de hasta 11 m3 gracias a la distancia entre ejes. «De esta forma la alternativa de contar con un bus de piso simple de 15 metros, se trata de una solución muy atractiva para la industria del transporte porque en prácticamente la misma capacidad, reduce la inversión por unidad, lo que es un elemento clave en el contexto de ajuste que vive el sector», refuerza Ariza. «Estamos hablando de una reducción cercana al 30% de la inversión en la compra de un bus», agrega.

El mayor espacio de almacenamiento en la bodega es particularmente interesante para empresas de transporte que realizan tours de compras, donde resulta clave poder contar con lugar para alojar equipajes voluminosos; lo mismo sucede con las compañías de ski week, que requieren el traslado del equipamiento deportivo, o para viajes de egresados. «También puede ser una opción válida para los traslados corporativos de personal en aquellas empresas que buscan una alternativa de traslado para sus empleados, ganando en mayor capacidad», amplió Ariza.

Equipado con motor de 11 litros de 450 CV y caja automatizada I-Shift, el nuevo Volvo B450 6×2 para bus de 15 metros está equipado con frenos a Disco con ABS, EBS, ESP y Control de Tracción. También cuenta con freno de motor en válvulas VEB de 390 CV de potencia de frenado.

Priorizando siempre la seguridad, la unidad para 15 metros de Volvo traerá de serie control de estabilidad ESP, como cuentan los buses de doble piso, aunque la ley sólo lo exige para unidades de más de 3,80 metros de altura. El denominado «ESP», es un sistema de control electrónico de estabilidad que se utiliza en autos, camiones y buses. Funciona mediante sensores que, al detectar movimientos anormales del vehículo, activa cada freno de manera individual evitando derrapes y accidentes productos de la perdida de estabilidad.

Las unidades son carrozadas con Saldivia, reconocido fabricante de carrocerías ubicado en la localidad de Alvear, provincia de Santa Fe, es una empresa nacional de gran trayectoria con quien Volvo trabaja desde hace 10 años para el desarrollo de sus unidades bajo los más estrictos estándares de calidad.

De esta manera, Volvo sigue ampliando la oferta de soluciones enfocadas en garantizar la mayor eficiencia y productividad en toda situación.