Borneros

Osvaldo “Cocho” López: Con 40 años de recorrido es hoy experto en educación vial

Empezó a correr a los 15 años con un Fiat 600, nacido en Mataderos, con 40 años de automovilismo, piloto profesional de autos, helicópteros y aviones, comparte sus anécdotas con EL BORNE mientras que pregona el uso del cinturón de seguridad, “pude haberme matado a menos de 10 km por hora”, confiesa.

Referente del TC2000, campeón en la Fórmula 2 Nacional en (1972) y los tres en el Club Argentino de Pilotos (de 1985 a 1987), corrió además en Fórmula 1 Mecánica Argentina, Turismo Nacional, Fórmula 2 Codasur y Superturismo Sudamericano, hoy a cargo de las relaciones institucionales de la  Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC).

A punto de estrenar “Campeones”, un nuevo programa para el “El Garage”, compartido con grandes como Traverso, Bessone, Maldonado y Guerra, con él al frente de la conducción, afirma que “nosotros estábamos metidos adentro de la casa de cada uno de ustedes” y recuerda sobre la televisión de los domingos que “era automovilismo deportivo y fútbol, la cita obligada”.

“El automovilismo deportivo parece un deporte individual porque en una hora lo es, pero, durante todo el resto del tiempo, hay una gran cantidad de personas alrededor y cada una tiene su trabajo para que el auto y el piloto logren un buen resultado y esto ayuda a comprender cómo se debe actuar en la vida, por eso siempre digo que hay que tener muy en cuenta lo que uno hace, porque los niños y jóvenes nos están mirando constantemente”, reflexiona en el marco del 16 de julio día nacional en conmemoración de la muerte de Juan Manuel Fangio.

Uso del celular y seguridad vial

“A la hora de conducir hay que estar muy atentos a todo lo que genere distracción, por eso digo que hay que estar con todos los sentidos en alerta”, dice y apunta contra el uso del celular, “hay un triángulo de seguridad que son los neumáticos los frenos y los amortiguadores tres cosas muy importantes para el auto”, sintetiza.

El día que casi se mata a 10km por hora

Un día se fue a jugar al golf junto a su hijo, también buen conductor, “hicimos tres horas de juego, nos faltaban dos hoyos para terminar, nos distrajimos un segundo, él manejando y yo a su lado agarrado con mi mano derecha a la manija del techo, mirando donde estaba la pelota, cuando pongo la vista al frente, el camino doblaba y había un árbol delante, a 10 km por hora, vimos que nos chocábamos, por suerte, el carro giró para un costado”.

“¿Cómo terminó? Yo despedido, con mi cabeza torcí todo el parante del techo, con la fuerza que hice con el brazo, me corté el bíceps en dos, parezco Popeye, y termine a diez metros tirado en el pasto, entonces cuando les digo que se pongan el cinturón, es porque hay que ponérselo, ténganlo bien presente, a menos de 15 km por hora no me pude sostener, y no me maté de casualidad. Pensé en un título de crónica: Cocho López 40 años dentro del automovilismo se mató en un carrito de golf a 10km por hora. Me sentí un idiota. Es simple, a ponerse siempre el cinturón”, remata.

El Borne en el Aire

Jueves 20hs FM Sónica (www.laradiodechivilcoy.com.ar)

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?