Difusión Gobierno

En CABA sacarán la licencia hasta por dos años a quienes den positivo en los controles de alcoholemia

La medida regirá desde este martes y el castigo mínimo es de dos meses. El 21% de los siniestros fatales están relacionados con el consumo de alcohol.

El primero de los cambios del llamado Programa Integral de Convivencia Vial empezará a regir este martes. Así, quienes den positivo en el test de alcoholemia perderán su licencia de conducir entre 2 meses y 2 años, según el dosaje, y deberán pagar multas que arrancan en los $ 7.950 y llegan hasta $ 106.000 en los casos más graves.

La ley, que se votó en diciembre y también incluye cambios en la obtención y duración de la licencia de conducir, incorpora sanciones más duras que las aplicadas hasta ahora, en las que los automovilistas sufrían la retención del vehículo y la licencia, aunque luego podían circular con un registro provisorio.

Según los datos oficiales, el 21% de los siniestros fatales registrados en CABA están relacionados con el consumo de alcohol. Los límites de alcohol en sangre para conducir son 0,5 gr/l en conductores de vehículos particulares; 0,2 gr/l en conductores de motos y 0,5 en los acompañantes (también se les realiza el control porque pueden desestabilizar la moto en la que circulan); y 0 en conductores principiantes y profesionales (taxis, colectivos y camiones).

Hasta ahora, al contraventor que da positivo se le retiene el vehículo y la licencia; tiene cinco días hábiles para presentarse ante la Fiscalía de la Ciudad. La sanción por conducir con mayor cantidad de alcohol en sangre del permitido o bajo los efectos de estupefacientes es una multa de entre 150 a 1.000 unidades fijas, lo que según el valor actual equivale a entre $ 7.950 y $ 53.000, o de uno a diez días de arresto. Pero el fiscal puede definir que el acusado realice una probation en vez de que la causa se eleve a juicio. En ese caso, la pena puede ser realizar tareas comunitarias o hacer una donación. 

Desde las cero hora de este martes, el castigo aumenta a medida que se incrementa el dosaje de alcohol por litro de sangre. Y se incorpora la inhabilitación para conducir por el plazo que determine la pena, algo que hasta ahora no existía.

Las sanciones

Para conductores de vehículos particulares, el máximo permitido para manejar es 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre. Entonces, si el dosaje oscila entre entre ese piso y 1 gramo, además de pagar la multa de entre $ 7.950 y $ 53.000, el conductor se quedará sin registro entre dos y  cuatro meses, plazo que se reducirá a la mitad si aprueba un curso de educación vial.

Si se determina que tiene un gramo de alcohol por litro de sangre o más, deberá pagar una multa de entre 300 y 2.000 unidades fijas (de $ 15.900 a $ 106.000) o podrá sufrir entre uno y diez días de arresto. Además, será inhabilitado para conducir entre cuatro meses y dos años y el caso no podrá ser dejado en suspenso. Si se aprueba el curso, el plazo de inhabilitación en la primera contravención puede reducirse a la mitad.

«Tenemos que ser firmes: si tomás no podés manejar, es una gran irresponsabilidad, no solamente es un riesgo para el que maneja, sino también para todos los demás. Queremos reducir al 50% las muertes por tránsito para 2030 y por ese camino ya estamos avanzando», dijo Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires.

«El alcohol al volante es una falta lo suficientemente grave por sus consecuencias: una de cada cinco personas que pierden la vida en un siniestro vial en la Ciudad es por causa del alcohol. Cada muerte en la calle, cada víctima del tránsito es inaceptable y esta medida es para cuidarnos y mejorar la convivencia, en calles más seguras para compartir entre todos», agregó Lucila Capelli, subsecretaria de Planificación de la Movilidad de la Ciudad.

De acuerdo con las cifras oficiales, durante todo el 2021 se realizaron 338.311 controles de alcoholemia. Los positivos se mantienen estables en toda la Ciudad: rondan el 1.7%.

En tanto que el dosaje promedio en controles positivos fue de 0.87 g/l de alcohol. Respecto del género, los hombres, con 84.3%, son quienes más dan positivo. Mientras que las mujeres representan el 15.7%.

Al mismo tiempo que la Ciudad implementa esta nueva medida, un proyecto de tolerancia cero de alcohol al volante se debate desde el año pasado en la Comisión de Transporte de Diputados. Lo impulsan la Agencia Nacional de Seguridad Vial, el Ministerio de Salud de la Nación y la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar). Si la ley se sanciona, luego cada jurisdicción debe decidir si adhiere o no lo hace.

La alcoholemia cero ya rige en las provincias de Córdoba, Salta, Tucumán, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro y Santa Cruz, y en las ciudades de Mar del Plata, Neuquén, Ushuaia, Río Grande, Posadas, Rosario y Moreno.

Desde el 1° de febrero

  • Todos los conductores que den positivo en un control de alcoholemia serán inhabilitados por un mínimo de dos meses.
  • Dependiendo del dosaje arrojado se implementarán las siguientes sanciones: Entre 0,5 gr/l y 1 gr/l: . Inhabilitación de la licencia de 2 a 4 meses.
  • Desde 1 gr/l en adelante: . Inhabilitación de la licencia de 4 meses a 2 años. El caso no podrá ser dejado en suspenso.
  • Se mantiene el acarreo de vehículo y se otorga un acta provisoria por 3 días corridos (para que el conductor pueda ir a buscar su auto a la playa).
  • Sólo en la primera falta/contravención, si el conductor inhabilitado aprueba un curso de educación vial, el plazo de inhabilitación podría reducirse a la mitad.
  • (Fuente: Clarín)
¿Podemos ayudarte?