Borneros

Cables y hasta placas de lápidas. Transportaban en dos camiones una multimillonaria carga

La Gendarmería Nacional Argentina (GNA) detuvo en Corrientes dos camiones con acoplado que trasladaban 46 toneladas de cobre y bronce procedentes de robos en el Gran Buenos Aires. El procedimiento se produjo en Paso de los Libres; los conductores de los transportes no contaban con la documentación exigible para justificar el origen de la carga, por lo que ambos quedaron detenidos y la mercadería, valuada en más de mil millones de pesos, les fue incautada.

Ayer a la tarde, efectivos del Escuadrón 7 junto a integrantes de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Paso de los Libres”, detuvieron la marcha de dos transportes de cargas provenientes del Gran Buenos Aires –uno de Lanús y el otro de José León Suárez, San Martín– que se dirigían con rumbo a la provincia de Misiones.

Son recurrentes las denuncias de robo de cables de cobre, placas y manijas de bronce tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano. El delito se ve favorecido por la alta cotización del material en el mercado negro.

Al momento de la inspección física de la carga, los funcionarios constataron la presencia de bolsones con cobre y con placas de bronce –incluidas algunas que fueron robadas de lápidas y bóvedas de cementerios–. A la hora de pedir la documentación respaldatoria de la carga, los camioneros no pudieron presentar ningún papel que justificara la posesión del material, por lo que se procedió a su detención.

La carga totalizó 46.380 kilos de metal, que fueron secuestrados por disposición del magistrado Interviniente.

Ese operativo derivó en otro allanamiento en Rosario, en donde la fuerza de seguridad federal halló 200 bolsones con alambre de cobre, 10.000 dólares y 4.810.000 pesos.

Cobre y bronce incautado por Gendarmería

El tercer camión

La semana pasada, en un episodio de similares características, delincuentes intentaron trasladar ilegalmente 28 toneladas de cobre como chatarra. En un puesto de control montado en el kilómetro 536 de la Ruta Nacional Nº14, personal del Escuadrón 7 Paso de los Libres “Cabo Misael Pereyra” detuvo la marcha de un transporte de cargas generales que provenía de Rosario y tenía como destino Puerto Iguazú, en Misiones.

Al controlar un camión, los gendarmes detectaron inconsistencias entre la documentación y el cargamento del rodado por lo que detuvieron al conductor y a otro hombre que viajaba en otro vehículo oficiando de “puntero”. En este caso el valor de la mercadería fue estimado de 788.147.494,23 pesos.

Cobre y bronce incautado por Gendarmería

Al igual que en el operativo de ayer, en esa ocasión también se detectó que el manifiesto de carga del camión hacía referencia al transporte de chatarra, aunque llevaba 28.305 kilos de cables y piezas de cobre. El conductor quedó detenido.

La AFIP-DGA corroboró que quienes figuraban como remitente y destinatario en la documentación exhibida no poseían la capacidad operativa ni económica para la actividad comercial declarada.

El conductor del vehículo ofreció dinero al personal de la fuerza para que le permitieran continuar la marcha con su carga ilegal. Por tal motivo, también sumó una imputación por cohecho en grado de tentativa.

La exportación de estos materiales se encuentra prohibida, según lo establecido por el Decreto 70/2023, que restringe el tránsito de productos de interés estratégico para el desarrollo de la industria siderúrgica argentina.

Cobre y bronce incautado por Gendarmería

MIRA LA VERSION PAPEL

¿Podemos ayudarte?