«El individualismo es signo de debilidad no de fortaleza» dice JATIP de CATAC sobre la exclusión lograda de la tasa de fiscalización

Actualidad Difusión Entidades

“Este impuesto nefasto fue erradicado en el año 1994” señala a EL BORNE, Ramón Jatip –presidente de la CATAC, quién destaca enfáticamente el rol de las cámaras y el gran gesto del Ministro de Transporte de la Nación Mario Meoni, “no tenemos más que palabras de agradecimientos al Ministro por su compromiso y rápida respuesta” expresó.-

A instancias de la presentación realizada por las tres entidades nacionales del transporte de cargas, CATAC, FAETYL y FADEEAC, se logró abortar el tratamiento legislativo para la implementación de la tasa nacional de fiscalización del transporte, lo que hubiese implicado un costo de 25 mil millones al año para el sector.

El pedido fue viabilizado a través del Diputado Facundo Moyano del Frente de Todos, referente de la Comisión de Transporte, quién argumentó formalmente el pedido expreso del sector.

“Nos enteramos dos días antes que estaban tratando de incorporar este impuesto tan nocivo para el transporte, y nos pusimos inmediatamente a dialogar con las otras cámaras, con FAETyL  (Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística ) y FADEEAC (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) para una gestión colectiva” explica Jatip.

 “El martes me comuniqué con el ministro y le expliqué  que es un impuesto que había sido sacado en el año 1994” detalla sobre la conversación sostenida con el Ministro Meoni, “con las mejores intenciones, el Ministro lo estudió y el miércoles me llamo y me dijo que nos quedárabamos tranquilos que lo iban a sacar, y el miércoles en el tratamiento del presupuesto, con el acompañamiento fuerte de las tres entidades nacionales que elaboramos presentación para los diputados y su tratamiento en las comisiones se pudo lograr”.

“Si esto hubiera llegado a la cámara, sin nuestra gestión era muy probable que lo tuviéramos que pagar” agrega, “25 mil millones de pesos para el transporte significa muchísimo para el sector, es un impuesto nefasto para el transporte”.

“Suerte que tenemos un ministro que nos escucha y que sabe que estamos en un momento difícil y complejo, que no la estamos pasando bien con los costos altísimos que afrontamos y con el dinamismo que eso implica y su traslado directo al transportista”.

“Me gustaría recalcar esta prueba de unión de las cámaras nacionales, para lograr el bien de todos los transportistas, el individualismo es signo de debilidad y no de fortaleza, así que estamos muy satisfechos con lo que se logró” finalizó.