Borneros

“Soy un camionero que terminó siendo corredor de autos” dice Marcos Di Palma a EL BORNE

Con muy buen humor y predisposición, el reconocido piloto automovilístico y camionero de estirpe accede a la charla con EL BORNE, en la que no sólo compartió tramos de su vida, sino reflexiones acertadas y simples de un tipo que se reconoce un camionero que terminó siendo corredor de autos.-

“Cuando era chico mi viejo tenía un Dodge Deutz y con un semirremolque llevábamos los autos de carrera, ahí me empezó a enseñar a manejar camiones, en el taller de la Ruta 8 me hacía que entre marcha atrás y entre y salga. Así aprendí, tenía alrededor de 12 años” cuenta en el vivo de Instagram de los jueves a las 20hs de “El Borne en el Aire” nuestro programa de radio ( www.laradiodechivilcoy.com.ar jueves de 20 a 21.30hs).

“Yo ando arriba del camión porque quiero y porque me gusta, la paso bien porque es mi camión, voy con mis hijos” indica sobre el transitar de las rutas y su actividad diaria, “es una vida sufrida pero que nos gusta, no es obligatoria. Pero cuando llegas al momento de la jubilación te das cuenta que son muchos los momentos que se perdieron con la familia por estar arriba del camión, igual no pienso en retirarme, nunca”.

“Seguramente no he hecho muchas cosas, pero las que me gustan las he hecho todas. Creo no tener pendientes, sólo agradecimientos” destaca.

“Empecé a transitar las rutas y conocer mi país, con muchos recuerdos, el viajar con mi abuelo en la casa rodante”, comparte, “a medida que pasaron los años, seguí manejando el camión de mi viejo para ir a las carreras. Y después me toco la época de ser corredor y siempre esa pasión por andar en el camión. Ahora siempre con mis hijos; el más chiquito dice que va a ser camionero como el papá, porque nunca me vio correr”.

Las mujeres camioneras

La nombramos a ella, Andrea “la Negra” Paredes –también oriunda de Arrecifes, hoy instructora de Volvo, con recorrido profesional internacional,  “a la Negra la conozco desde que nació. Su papá trabajó con el mío. No nos dedicábamos a camiones de carga hasta que me insistió a cargar chapas y yo no quería saber nada. Mi viejo me dijo que no desaprovechara la oportunidad y lo puse a Paredes a trabajar. Adolfo pasó a ser mi segundo padre y aprendí mucho. Y la Negra aprendió junto al padre, fue mi camionera durante muchos años, en los que disfrutamos mucho. Fueron muchos y gratos momentos”.

Que haya más mujeres camioneras está muy bueno” agrega, no obstante apunta lo que falta, “hay que darles servicios a las mujeres, por ejemplo para que tengan baños en mejores condiciones en las estaciones de servicio. Creo que es una muy buena salida laboral para las mujeres, porque cuando los jefes se den cuenta que las mujeres son mejores para cuidar los camiones y manejar, los hombres se quedan sin trabajo (bromea)”.

La pandemia

 “Es muy difícil, vemos que las cosas se están complicando. Va a ser un año duro este año y ya fue duro el año pasado. Lamentablemente no hay buenas noticias para dar, sino que cada vez estamos peor porque viene el invierno entonces se va a poner difícil y uno cree que no le va a tocar. Entiendo que hay que salir a laburar, pero lo que pueda ser prescindible hay que dejar de hacerlo. Hay que evitar las juntadas. Es una pena que muera gente por no saber cuidarse”, define.

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?